El vídeo de boda está cambiando.

Cada pareja es diferente, por eso cada vídeo de boda debe ser diferente, acorde con vosotros, con nuestra personalidad, sin tener que preocuparos de directrices ni posados. Me gusta buscar las miradas cómplices entre vosotros, con vuestros padres, las risas con vuestros amigos, todas esos momentos llenos de magia que forman parte de vuestro dia.

Los previos, la fiesta, las charlas, las emociones, todo quedará recogido en vuestro video. Os acompañaré desde 3 horas antes de la ceremonia hasta la fiesta, un intenso recorrido durante todo el día que quedará guardado en forma de documental.